Tres prioridades y urgencias para atender la situación ecológica del país

Por: Dra. Julia S. Mignucci Sánchez y Dra. Ana J. Navarro Rodríguez

La Dra. Julia S. Mignucci Sánchez, miembro fundador de la organización Mayagüezanos por la Salud y el Ambiente (1989) y la Dra. Ana J. Navarro Rodríguez, investigadora del Programa Sea Grant de la UPR y Coordinadora General de la Red de Ecología, esbozan tres prioridades y urgencias para atender la situación ecológica del país y la lectura que hacen a partir de su experiencia en la gestión ambiental y comunitaria en que participan desde hace décadas:

AGUA

Crear una agencia o ministerio encargado de uniformizar y ejecutar todas las leyes y reglamentos que protegen, conservan y permiten el uso sabio y sostenible de este recurso vital;

Aprobar e implementar el plan sustentable de uso integral y manejo del recurso agua, trabajarlo a nivel de Cuenca Hidrológica en conjunto con los grupos comunitarios de interés;

Aprobar política pública de protección de los ríos (urbanos y rurales) y quebradas y solamente proyectos de bioingeniería para su utilización, educación y promoción como recurso público valioso;

Comenzar una iniciativa agresiva y planificada de reforestación y de protección de los árboles ya establecidos, a nivel del archipiélago;

Crear un grupo de científicos y peritos en el manejo y poda de árboles que evalúe previamente cualquier acción de eliminar árboles y educar sobre ello.

SUELO

  • Rigor en la protección de los terrenos/recursos públicos (suelos especialmente protegidos incluyendo los reservados para la agricultura, suelos hídricos, zona de dominio público marítimo, zona marítimo terrestre, servidumbres ribereñas)
  • Todo proyecto agrícola enfocado desde la agroecología y el control natural de plagas

ENERGÍA

  • Implementar como política pública energética la propuesta Queremos Sol. El destete paulatino del uso de combustibles fósiles también atiende la necesidad de asegurar una alta calidad del aire y reducir el calentamiento global, entre otros.

Apreciación del movimiento ecologista en el país, sus logros y retos

Cada día se hace más relevante la intervención y los trabajos del movimiento ecologista en todos los ámbitos del quehacer en Puerto Rico. Requiere también implantar una estrategia en la gestión política para insertarla en la gobernanza del país. Ante una agenda de pobre protección a la salud ambiental, a la biodiversidad y a la ecología, se hace más necesario aún el que los movimientos ecologistas se unan y se fortalezcan unos a otros, ya sea a nivel municipal o regional.

Las fuerzas económicas neoliberales y agresivas que buscan adueñarse de nuestro terruño, mediante proyectos turísticos, de infraestructura gris, de impacto detrimental y significativo al ambiente, son una amenaza constante a las iniciativas ecologistas que promueven un país sustentable, sano y seguro para todos.

Esas fuerzas son un gran reto para los movimientos ecologistas, quienes se nutren en su mayoría, de personas sensibles al ambiente, comprometidas con el país y que su mayor aspiración es asegurar prosperidad y una mejor calidad de vida.

El uso de los fondos federales asignados o por asignar a Puerto Rico

Los proyectos propuestos con los fondos federales, para todo Puerto Rico, muestran una desconexión con las verdaderas necesidades del país y su gente e impulsan los intereses particulares de las agencias locales y federales, sin la más mínima participación ciudadana real.

La importancia de la participación del MVC en dichas luchas y cómo entiende que puede y debe fortalecer su relación con las organizaciones ambientalistas

Todos los movimientos sociales, comunitarios y ecológicos deben unirse a las luchas ambientales que protegen nuestros recursos naturales y el futuro de un país saludable, próspero y sostenible. El MVC, como movimiento ciudadano, debe ser parte de esta gesta.

Tanto desde el plano colectivo como individual, es necesario comprometerse con un país saludable y diverso, que honre todo ser vivo que habita en nuestras hermosas islas. El MVC y sus miembros son parte integral del nuevo país al que aspiramos los y las que creemos en asegurar una mejor calidad de aire, agua y suelo. 

Proteger la flora, la fauna y los ecosistemas que las sostienen asegura la existencia, el vivir y el convivir de los humanos. Educar y alimentar la conciencia de que los humanos dependen de asegurar la coexistencia, la protección y la diversidad de la vida y los recursos del Planeta Tierra es un derrotero educativo de país que es necesario y urgente atender y que el MVC inserte en todo su quehacer.

__________

Dra. Julia S. Mignucci Sánchez
Dra. Ana J. Navarro Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.