Primer paso desde el Senado para un sistema universal de salud

  • Por: Dr. Luis A. Avilés

laviles@kilometro0.org

En los tiempos de sonsonete y machaca de las campañas dirigidas a mayores de 65 años para que escojan su plan de salud, me tomó por sorpresa observar dos noticias del periódico. Por un lado, el Centro para Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) sancionó a dos compañías locales por excederse por tres años consecutivos del límite reglamentado de 15% de ingresos destinados a ganancia y gastos administrativos. Por otro lado, leí cómo la Asociación de Jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica le sirvió de coro a Iris Chacón y a Alexandra Fuentes al publicar un anuncio (¡de página completa!) dirigido a su matrícula para expresar que su compañía de seguros de salud “fue donde te escucharon y velaron genuinamente por tu salud y bienestar” (El Nuevo Día, 27 diciembre 2021, p. 27). Se me hace difícil entender cómo es que sectores obreros o jubilados piensan que las aseguradoras privadas de salud son sus aliados y los escuchan. ¿Acaso entre sus familiares, amistades o vecinos no se encuentran parte de las 200,000 personas sin plan médico en Puerto Rico?

 

¿Cómo llegamos aquí? 

 

A veces pienso que debería elaborar una larga lista de oportunidades perdidas y derrotas sufridas en el sector salud. Comenzaría en 1974, cuando la legislatura de Puerto Rico rechazó la recomendación de su Comisión sobre un Sistema Universal de Salud.  Seguramente la terminaría con la Ley 53 de 2021 que viabilizó el plan de ajuste de la deuda propuesto por la Junta de Control Fiscal que no definió la salud como un servicio esencial. 

 

En ánimos de brevedad, para entender cómo llegamos aquí basta con identificar la política de salud de las últimas décadas bajo el bipartidismo PNP+PPD. Con fines eleccionarios, cada partido elabora una pormenorizada e inconexa lista de problemas y presenta una solución para cada problema, estilo carrito de supermercado en que para cada necesidad se compra un producto. La falta de una visión de totalidad hace que cada solución se convierta en un parcho que se coloca sobre otros parchos ya existentes. Independientemente del partido político, la lista de remedios implícitamente afirma que:   

 

  • Los problemas de salud se corrigen con más fondos federales.
  • Las compañías privadas aseguradoras de salud deben mantenerse.
  • No hace falta fortalecer el Departamento de Salud si los fondos federales de temporada (Covid, guerra contra las drogas, abstinencia sexual entre adolescentes, etc.) se administran por compañías privadas contratadas para esos fines. 

Luchas equivocadas en el sector salud

 

El movimiento obrero y los gremios profesionales del sector salud han estado tan enfocados en sus respectivas situaciones particulares que, al igual que el bipartidismo PNP+PPD, hacen su propia lista de problemas y elaborarán sus propias soluciones sin tomar en cuenta las causas estructurales de sus males. Cuando algún grupo logra alguna conquista, como no aumentar su aportación monetaria al plan de salud, la victoria suele ser temporera y a la larga contribuye a seguir profundizando la crisis del sistema de salud. 

 

El Colegio de Profesionales del Trabajo Social, el Consejo Multisectorial de Salud, la Alianza de Salud del Pueblo y la Mesa de Diálogo Martin Luther King, son la excepción a la regla y nunca se cansan de denunciar el grave problema de no tener un sistema universal de salud. Igual reclamo en el mundo político lo ha sostenido el Partido Independentista de Puerto Rico, el Movimiento Victoria Ciudadana, el Movimiento Unión Soberanista y el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano.

 

¿Qué se ha hecho y qué falta por hacer?

 

La Resolución Conjunta del Senado 80, presentada por Rafael Bernabe, José Vargas Vidot, Ana Irma Rivera Lassén y María de Lourdes Santiago aspira a materializar lo que el Consejo Multisectorial de Salud reclamó en su informe Basta ya de Parchos en el Sector Salud, la necesidad de hacer un estudio económico actuarial que determine de una vez y por todas si es o no es viable financieramente un sistema universal de salud. Los opositores del sistema universal de salud (quienes cuentan con plan médico) argumentan que Puerto Rico no cuenta con fondos suficientes. Sin embargo, convenientemente ignoran que al eliminar las aseguradoras privadas se generan cuantiosas economías que podrían destinarse a los no asegurados.

 

  • Un estudio del Congressional Budget Office concluyó que la reducción de los gastos administrativos, de facturación médica y de fiscalización de fraudes convierte al pagador único en la mejor manera de asegurar a toda la población.
  • El sistema de salud de Estados Unidos destina el 32% de sus costos a gastos administrativos. Si una proporción similar se gasta en Puerto Rico, sería fiscalmente viable movernos a un sistema universal con pagador único.
  • El sistema de pagador único facilita la fiscalización adecuada de lo que el  estudio del  Government Accountability Office (GAO) sobre Puerto Rico catalogó como procesos de otorgar contratos y subastas que no previenen el fraude, el despilfarro y el abuso de fondos públicos.

 

Una necesaria autocrítica

Hay que reconocer que la Agenda Urgente de Victoria Ciudadana para la salud también contiene promover un enfoque salubrista sobre las drogas. Un año sin presentar legislación alguna sobre el uso problemático de sustancias amerita reflexión y autocrítica de parte de quienes militamos en Victoria Ciudadana. ¿Acaso hay asuntos de la Agenda Urgente que en realidad no son tan urgentes?

 

Conclusión

 

La falta de información en Puerto Rico no se debe a la mediocridad o indolencia gubernamental, sino a decisiones tomadas por funcionarios públicos que desean evitar la rendición de cuentas necesaria para una gobernanza democrática. Así escondieron, por un tiempo, los muertos del huracán María. Así el bipartidismo PNP+PPD descarriló la realización de una auditoría integral y ciudadana de la deuda. La Resolución Conjunta del Senado 80 proveerá información financiera para enterrar el mito de que un sistema universal de salud es demasiado costoso. En tiempos de pandemia y de austeridad, lo realmente costoso es vivir reclamando victorias particulares sindicales o gremiales que representan una gran derrota para nuestro futuro como país.

One Comment on “Primer paso desde el Senado para un sistema universal de salud”

  1. Muy buenos los artículos y la calidad de la publicación. Ustedes está cubriendo noticias , problemas y situaciones importantes para los ciudadanos.
    ¿Cómo el MVC puede llevar su mensaje al pueblo trabajador? Debe salir del área metropolitana e impactar a todos los sectores.
    Esa es la agenda para el 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.