Por un MVC del Pueblo, para el Pueblo y con el Pueblo

Por: Julio M. Marcano López

Red de Derecho, Justicia y Seguridad del MVC

 “Cumple con todos tus deberes y gozarás de todos tus derechos.” Eugenio María de Hostos

 El pasado 19 de febrero de 2021 fue notificada la convocatoria para la Asamblea Nacional Ciudadana de Transición Organizativa del Movimiento Victoria Ciudadana (en adelante MVC), a celebrarse los días 14 de marzo y 11 de abril de 2021.  En dicha convocatoria se estableció como primer punto en la agenda a discutirse, la “Consideración de enmiendas a la sección V del Documento Organizativo de Red de Redes”, o sea, la discusión de propuestas para derogar, modificar y/o introducir disposiciones que establecen y regulan la estructura de gobernanza del MVC.  Luego de analizar los hechos que dieron paso a la discusión e introducción de este tema, por parte del Comité Nacional Transitorio (en adelante CNT), como el primer asunto a discutirse en la agenda de la próxima asamblea del MVC, entiendo que dicha actuación, en estricto derecho, es una que se extralimita del mandato emitido en asambleas anteriores, y más importante aún, va en contra de los propósitos organizativos y principios democráticos que rigen nuestro movimiento.

En las asambleas celebradas en el año 2019 los miembros del MVC acordaron que la gobernanza del movimiento estaría a cargo de tres cuerpos, la Asamblea Ciudadana Nacional (ACN), el máximo órgano de dirección política, el Consejo Ciudadano Nacional (CCN), órgano vicario de la ACN, el cual dirigirá los destinos del MVC cuando la ACN no esté reunida, y la Coordinadora Ejecutiva (en adelante CE), un órgano con funciones ejecutivas, elegido por la ACN, de los miembros del CCN.  Ante la decisión de participar en los comicios de noviembre, en dichas asambleas se decidió constituir un Comité Nacional Transitorio, con la encomienda de dirigir el MVC durante el proceso eleccionario, y finalizado este, coordinar la transición organizativa gubernamental del Movimiento.  En otras palabras, el mandato del CNT es, tomar las riendas del MVC hasta el final de la campaña eleccionaria, para luego transferir su autoridad al CCN y la CE.

De la convocatoria notificada el pasado 19 de febrero de 2021 se colige que el CNT recibió propuestas para enmendar las disposiciones que regulan la composición del CCN, las consideró, y finalmente las incluyó en la agenda de la próxima asamblea, como el primer asunto a discutirse.  Estas acciones rebasan el mandato establecido en las asambleas anteriores, ya que en estas no se le otorgó facultad al CNT para discutir y ponderar cambios a la composición del CCN.  En “arroz y habichuelas”, la autoridad delegada al CNT en las asambleas, cuyo mandato es soberano, es organizar una asamblea para constituir el CCN y la CE, y de esta forma transferir su autoridad a estos.  Una vez constituido el CCN en pleno, es este el organismo llamado a, entre otras cosas, recibir propuestas de cambios a la estructura gubernamental interna del MVC.

Finalmente, pero no menos importante, es meritorio resaltar que las acciones antes descritas van en contra de los propósitos organizativos y principios democráticos del MVC.  Debemos recordar que uno de los propósitos de nuestro Movimiento es “[s]uperar la forma monopolizadora, hegemónica y centralizada de la estructura organizativa que caracteriza a los partidos, la cual reduce al ciudadano o ciudadana a mero elector o electora; creando una que, por el contrario, empodera al pueblo para su participación protagónica en la gestión de gobierno”.  En este sentido, si reproducimos los estilos de los partidos tradicionales, estaremos comenzando con el pie izquierdo nuestra agenda ciudadana urgente.  No podemos olvidar que uno de los principios democráticos fundamentales del MVC es crear una organización orientada a empoderar al pueblo, fundamentada en la democracia participativa y protagónica, en el gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo, y que el principio de participación siempre será preferente por sobre el principio de representación, por lo que las dinámicas organizativas y los mecanismos institucionales consistirán de procesos democráticos, participativos, accesibles y transparentes, en los que las bases ocupen el rol protagónico.

Ante lo anterior, entiendo que en estricto derecho, no procede que se consideren propuestas de cambio a la estructura de gobernanza del MVC, hasta que se cumpla el mandato soberano de las pasadas asambleas, el cual ordenó que el CNT organizara una asamblea para constituir el CCN la CE, y de esta forma transfiera su autoridad a estos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.