Pobreza, miseria y un futuro incierto

Autora: Karen de León – Coordinadora de la Comisión de Organización Electoral del MVC

El PPD y el PNP intentan atraparnos en su juego político en relación al plan de ajuste. Y en su juego solo ganan los buitres. Lo saben y por eso, sin que les importe, ponen la deuda antes que la gente.

Ambos partidos han favorecido, de alguna manera u otra, el Proyecto de la Cámara 1003 (PC 1003) cuyo efecto será condenar a la pobreza a más de una generación de nosotros y nosotras. No nos engañemos, de eso se trata. Eso es lo que está en juego con ese plan de ajuste de la deuda.

El plan que impondrá el PC 1003, entre otros aspectos, cancela la posibilidad de que los trabajadores y trabajadoras obtengamos un mejor salario y el retiro digno que merecemos. Nos condenan a la pobreza, a la precariedad de la vida y a la miseria en un futuro inmediato. Eso no es vida.

El plan de ajuste que los populares y los penepes quieren implantar es una estocada brutal a los servicios esenciales a los que tenemos derecho y merecemos. Cuando ponen la deuda antes que la gente (antes que tú y yo, que nuestros hijos e hijas, que nuestros ancianos y ancianas, que nuestros trabajadores y trabajadoras, que nuestros retirados y retiradas, antes de los más vulnerables) están condenando al país entero a lo peor. A la pobreza, a la miseria y a un futuro que por incierto se pinta desastroso.

La experiencia dicta que los ajustes económicos basados en recortes y en medidas de austeridad afectan al pueblo en general pero mucho más a las mujeres. Somos madres, estudiantes, empleadas, cuidadoras, jóvenes, viejas, tías, abuelas pero todas cargamos sobre nuestros hombros enormes responsabilidades que la sociedad nos impone sin contemplación. Las mujeres no pedimos un trato preferencial sino justicia porque siempre llevamos la peor parte, incluyendo en las escalas salariales.

Por esto y mucho más me opongo al plan de ajuste que impone el PC 1003. Es un plan nefasto. Es cruel contra nosotras y es una traición de los populares y los penepes a nuestro país y su futuro.

________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.