Nueva era política

Por: José (Papo) Coss, PhD

Mientras el PNP-PPD se sigue hundiendo en la politiquería tradicional, el país busca nuevas alternativas políticas y de organización, que le permitan unir fuerzas y mejorar su calidad de vida.

En las pasadas elecciones se demostró ese deseo de cambio con el apoyo a Alexandra Lúgaro y Juan Dalmau, obteniendo casi el 30% de los votos emitidos, lo cual evidencia que una alianza entre Victoria Ciudadana y el PIP en el 2024, tendría opción de triunfo. Ahora con el reciente retiro político de Lúgaro, el MVC consolida una nueva dirección nacional.

Al momento, Victoria Ciudadana está encabezada por jóvenes como el exlegislador Manuel Natal Albelo, la lideresa feminista Eva Prados, los legisladores Mariana Nogales y José Bernardo Márquez, así como la abogada sindical Rosa Seguí. Por otro lado, la socióloga internacional Marcia Rivera, la abogada criminalista Marilú Guzmán, el legendario educador Justo Mendez Aramburu y el líder sindical Roberto Pagán, representan algunos veteranos de las luchas sociales.

Se trata de una combinación entre juventud y experiencia impresionante. Debemos recordar que el MVC se consolidó como la tercera fuerza política del país, con sobre el 12% en su primera participación electoral. A la misma vez, sus cuatro legisladores incluyendo al historiador Rafael Bernabe y la abogada defensora de derechos humanos Ana Irma Rivera Lassen, se proyectan con mucha credibilidad ante el pueblo.

Sobretodo es esencial valorar el liderato indiscutible de su recién electo Coordinador General, Manuel Natal Albelo, que obtuvo un apoyo sin precedentes en su candidatura para la Alcaldía de la capital. Lo propio la licenciada Eva Prados y Marilú Guzmán, logrando que el MVC se afianzara como la colectividad política principal de San Juan.

De esa manera, Victoria Ciudadana -a pesar del fraude electoral evidente en el voto adelantado- desplazó por un amplio margen de más de 12 mil votos al PPD y encabeza hoy junto al PNP, el municipio más importante del país.

Por otro lado, recientemente se han ampliado las luchas ciudadanas por reivindicaciones inmediatas de diversos sectores. Se puede concluir que, aunque el bipartidismo no murió en el 2020, este se encuentra en cuidado intensivo. La grave crisis económica, política y social del sistema colonial de Puerto Rico, es cada vez más profunda.

En este contexto, se celebró una histórica Asamblea Nacional Ciudadana del MVC de manera virtual, con más de 500 personas participando. En la actividad, se eligieron 111 delegados a su Consejo Ciudadano Nacional. Estas personas fueron seleccionadas en asambleas de más de 40 Redes Organizativas de Victoria Ciudadana, que son: Saberes y Talentos, Colectividades, Territoriales y de la Diáspora.

Nunca antes en la historia de Puerto Rico, un movimiento político ha logrado organizarse en tan poco tiempo, de manera tan inclusiva y novedosa. Ciertamente, la estrategia de superar la división por estatus, que adoptó el MVC en las elecciones del 2020, caló muy hondo en un amplio sector del país, con apenas un año para desarrollar su creativa campaña electoral.

Victoria Ciudadana seguirá creciendo ante el descrédito del bipartidismo y las efectivas gestiones de fiscalización y propuestas innovadoras. El respaldo a las luchas de los maestros, pensionados, ambientalistas, sindicatos, estudiantes, Vieques y Culebra y la batalla contra LUMA, reflejan que el MVC está estrechamente vinculado al pueblo. Su Consejo Ciudadano Nacional es reflejo de este nuevo fenómeno político, lo cual genera entusiasmo y esperanza.

Poco a poco una nueva era de organización y combatividad del pueblo se está consolidando ante nuestros ojos. Con el fortalecimiento de Victoria Ciudadana ganamos todas y todos, más allá de preferencias de estatus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.