Desde Cataño: Aramis Fernández fiscaliza la contratación de dos agentes codemandados por acoso

Cataño (23 de abril de 2021) – Aramis Fernández, portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) en la legislatura municipal de Cataño denunció el nombramiento de dos policías que fueron codemandados en una demanda por acoso sexual que se radicó a finales del 2018 y aún no ha culminado. De acuerdo con el legislador, los policías fueron nombrados por la legislatura municipal para «ocupar puestos innecesarios que son pagados por el pueblo», indicó Fernández. 

El caso en cuestión involucra a una mujer policía que estuvo sujeta a un patrón de hostigamiento sexual que comenzó cuando la mujer policía se negó a tener un encuentro sexual para lograr un ascenso de rango. El patrón, que se había iniciado en el 2008 se había intensificado en los últimos dos años. Además del hostigamiento sexual y de género se creó un ambiente hostil de discriminación racial, descrédito, y de acciones intimidantes mediante la fabricación de cargos.  

«Los agentes recién nombrados, el teniente Eliezer Vargas de Jesús y el Sargento Luis Acosta Alago no tuvieron participación directa en el patrón de hostigamiento sexual, pero fueron negligentes, se hicieron de la vista larga y no tomaron medidas para detener el abuso que fue reportado por la mujer policía» indicó Fernández. Añadió que «la legislatura municipal acaba de nombrar dos personas a puestos gerenciales que se acusa que fueron negligentes. No se puede premiar a las personas por haber hecho las cosas mal, mucho menos con puestos gerenciales». Antes de ocurrir el nombramiento, el legislador municipal había recomendado a la legislatura municipal que se pospusiera el nombramiento hasta tanto el tribunal hubiera dictaminado una sentencia y se pudiera determinar si los policías fueron negligentes o no.  «La petición cayó en oídos sordos», indicó Fernández. 

De acuerdo con el legislador municipal, «los puestos a los que fueron nombrados los agentes de intermediarios, que no tienen razón de ser». El teniente Vargas de Jesús fue nombrado como «Director de Seguridad Pública Integrada» donde fungirá como intermediario entre el alcalde y el Comisionado de la Policía Municipal. El Sargento Acosta Alago fue nombrado como «Comisionado del Negociado Municipal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres», donde fungirá como intermediario entre el alcalde y la Oficina para el Manejo de Emergencias. Fernández considera que estos puestos no son necesarios, toda vez que la función de reportarle al alcalde sobre los asuntos de esas unidades les corresponde a los directores de esas unidades. Según Fernández, «Cataño cuenta con alrededor de unos 40 policías para todo el pueblo. Cuando un alcalde remueve dos de ellos para ponerlos en posiciones innecesarias tenemos que preguntarnos si este es el tipo de administración que queremos en este pueblo. No solamente debilita nuestro sistema de seguridad, sino que se añade gastos innecesarios que se podrían usar mejor para nuestras comunidades». 

El legislador Aramis Fernández está ejerciendo su primer término como legislador municipal en Cataño. En el pasado reportó cómo la legislatura municipal de Cataño no quiso apoyar una resolución suya en oposición a la privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica, «si ningún tipo de contemplación, y a pesar de que afectaría a todos los catañeses», según el legislador. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.