Así me ayude Dios

Municipio de Humacao

Movimiento Victoria Ciudadana
Legisladora

Con estas palabras finalizaba su juramentación, el pasado 10 de enero del 2021, Reinaldo Vargas el alcalde PNP de Humacao recientemente arrestado. Los federales afirman que días después de llegar al poder comenzaron sus actos de corrupción. Un dicho popular expresa que el mejor juez de lo que manifestamos es el tiempo. Al recordar esa juramentación nos viene a la memoria los mensajes de sus corregilionarios esa noche.

La campaña electoral de Reinaldo Vargas fue una de opulencia y gasto nunca antes visto. En diciembre las guaguas de sonido y vehículos del municipio de Guaynabo recorrían Humacao celebrando su victoria. Uno de los que tomó la palabra ese 10 de enero fue el alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez, quien acompañó en su vehículo a Reinaldo Vargas al evento y posteriormente le dijo a los presentes en su mensaje que, “Me comparo mucho con Reinaldo. Ambos hemos sido legisladores y sabemos servir y ayudar a nuestros pueblos”.

El tiempo develó el verdadero significado de esas palabras.

El gobernador Pedro Pierluisi y su hermana Caridad también acompañaron a Vargas esa noche. El primero manifestó que: “Reinaldo es un amigo que conoce el valor del trabajo duro”. “Él y yo estamos claros quienes son los enemigos del pueblo”. “Vamos a establecer alianzas con el gobierno estatal y federal para combatir la corrupción”.

Sobre estas alianzas, solo el gobierno federal le tomó la palabra ya que el mismo día que a arrestaban a Vargas el FBI anunciaba al país y al gobernador el acuerdo de culpabilidad de Joseph Fuentes, su íntimo amigo y presidente de un Comité de Acción Política (PAC). Fuentes utilizó el subterfugio de una entidad sin fines de lucro y ocultando la identidad  de los contribuyentes del mismo, le allegó cerca de medio millón de dólares a su campaña a la gobernación.

También terminó su juramentación con la frase “Así lo quiera Dios”, Eduardo Cintrón, alcalde PPD de Guayama desde 2014, quien recientemente hizo alegación  de culpabilidad. El pliego acusatorio indica que al igual que Vargas, sus actos de corrupción comenzaron tan pronto llegó al poder.  

Cuando vemos que la principal fuente de robo y extorsión de los alcaldes, al igual que otros funcionarios cercanos,  proviene del presupuesto para recogido de basura y del asfalto no debe sorprendernos el que los legisladores del bipartidismo hayan legislado mediante el Código Municipal. Ambos renglones no tienen que ser objeto de subasta lo que sin duda hace muy fácil estos esquemas de corrupción.

En Humacao y a nivel estatal muchos electores están indignados y hartos de la corrupción rampante, tanto de rojos como azules, que arropa el país y hace que se desangren los recursos que deberían estar destinados a dar servicios. Mientras esto pasa, es común ver familias que viven de día a día, otros que hacen sorteos, piden en los semáforos y venden todo para poder costear una operación para salvar la vida de un ser querido o los universitarios que tienen hasta dos trabajos para poder costear sus estudios. Se ha perdido la fe en los políticos y en las instituciones que cada vez responden más a los partidos y no al pueblo. 

Solo basta observar la participación electoral en nuestra ciudad y a nivel estatal. Vemos una abstención electoral de un poco más de un 50%, lo cual nos llevó a elegir un alcalde con apenas el 30%  de los electores aptos para votar.

Esta alta abstención resulta ser un voto ante la indignación de la gente de ver una ciudad que se detuvo en el tiempo y nunca creó un plan articulado para su desarrollo y en la actual administración vemos lo que ha pasado.

Puerto Rico hace rato comenzó a descartar el bipartidismo y sus consecuencias. Se ha manifestado a través de la abstención mientras busca otros estilos de gobernanza con la cual  se sienta representada y comience a ser erradicada la corrupción bipartidista.             

En Humacao ya somos parte de ese movimiento y Dios sí estará con su pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.