La Familia como concepto inclusivo

Por: Julio Álvarez, Teólogo pentecostal

El logo de la organización: P. R. por la Familia comprende 4 siluetas sin rostro, que presumo son las de un hombre (el cual suele ilustrar vistiendo un pantalón), una mujer que viste traje y 2 figuras más pequeñas que representan a los niños. Estimo se entiende y se espera que las figuras han de adquirir rostro en la vivencia de cada hogar puertorriqueño. 

Debemos cuestionarnos si definir de esta manera lo que constituye la familia, le hace justicia a todos. ¿Cuán excluido de pertenecer a una verdadera familia podrá sentirse un niño criado exclusivamente por su madre, o por su abuela o por un tío, cuando le decimos que la familia es necesariamente la constituida por mamá, papá e hijos?

Familias monoparentales por ejemplo, se han visto no sólo a través de la historia de la humanidad sino en las propias historias bíblicas de la fe judeo cristiana profesada por los portadores del logo . La promesa a Abraham en Génesis 12:3: «En ti serán benditas TODAS las familias de la Tierra», ¿en verdad contemplaba sólo el modelo que se muestra en el logo de Puerto Rico por la familia? La viuda de Naín y su hijo (Lucas 7:11-17) ¿no constituían también una familia?

Es precisamente Jesús quien redefine la familia de forma radical. Cuando en Mateo 12:46-50 le dicen: «Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren hablarte», Él se vuelve a sus discípulos y formula una pregunta de entrada desconcertante:»¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?»

Pero antes de esa pregunta, lógicamente se nos ocurre otra: ¿Dónde está José? Muchos eruditos creen que José había muerto, y ahora la propia familia de Jesús constaba sólo de su madre y sus hermanos. Ya no era la familia tradicional.

Pero Él expande todavía más el concepto cuando se dirige a sus discípulos y les dice: «He aquí mi madre y mis hermanos.»  Le ha otorgado la categoría de madre y hermanos a TODOS los que han decidido seguirle. Esa definición de quiénes son su madre y sus hermanos no contempla raza, ni parentesco biológico ni sexo ni orientación sexual ni apariencia física. 

¿Qué los convierte en familia? ¿No es acaso el amor, el cuidado de unos por los otros que para Él se vuelve un asunto personal? «Y le dijeron los justos: ¿Cuándo te vimos forastero y te dimos alojamiento, o te vimos desnudo y te vestimos, cuando te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos? Respondiendo el rey les dirá: En cuanto lo hicisteis a uno de estos pequeñitos, a mí lo hicisteis» (Mateo 25:38-40)

Una definición inclusiva de familia que no esté reducida al modelo binario hetero patriarcal, una definición de familia fundada más bien en quién cuida, quién protege, quién asiste, una redefinición comprensiva de familia no solamente se justifica, sino que asume más que nunca la realidad de hoy. Es una toma de conciencia de la diversidad que nos rodea. Es la educación para la sana convivencia. Ningún niño debería sentirse raro o discriminado o excluido o burlado por tener una familia diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.