¿Por qué la Red de Redes del MVC? Una nueva manera de hacer política

De la redacción de La Revista Ciudadana

El 8 de septiembre de 2019 la Asamblea Organizativa Nacional de los miembros del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), reunida en Juan Díaz, aprobó la Red de Redes como estructura organizativa de nuevo tipo que caracteriza a nuestro Movimiento. Dicha estructura fue ratificada en la Asamblea Ciudadana Nacional celebrada el 14 de octubre de 2019 en Toa Baja. Es importante que todos tengamos claras las razones que movieron a la aprobación de la misma en vista de que en los próximos meses se celebrará la Asamblea Ciudadana Nacional para elegir el gobierno del MVC, que establece la estructura Red de Redes.

El Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) representa una nueva manera de entender y de hacer política porque redefine la relación entre la organización política y el pueblo. Entendemos que el pueblo no es una masa de electores que nos cede su poder para que lo representemos, sino un conjunto diverso de personas, colectividades y comunidades al que apoyamos en su proceso de empoderamiento. De este modo podrá ejercer efectivamente el poder que la democracia le confiere. Es decir, nos corresponde construir con el pueblo, de forma orgánica e inclusiva, tanto dentro como fuera del MVC, las condiciones necesarias para el ejercicio del poder desde y por la ciudadanía.

Conceptualizamos al MVC no como otro partido electoral más sino como una institución plural y abierta al servicio del pueblo, que promueve su formación y organización para el ejercicio del poder político, que le permita la satisfacción de sus necesidades e intereses de vida digna, solidaria y sostenible basada en el respeto a la diversidad. Aspiramos a ser una fuerza política determinante que, surgida de fuerzas sociales y políticas que ya existen en el seno de nuestro pueblo, posibilite el que estas converjan en la creación de un movimiento que asuma para y con el pueblo la dirección del país.

Reconocemos nuestras raíces históricas en la Liga de Patriotas fundada por Eugenio María de Hostos en 1898 para atender los grandes desafíos políticos y sociales a los que se enfrentaba el pueblo puertorriqueño y que, al paso de más de un siglo, lejos de resolverse, se han profundizado. Asimismo, nos inspiramos en la paradigmática capacidad de organización y lucha de la ciudadanía puertorriqueña, demostrada luego del devastador paso del huracán María y en las heroicas jornadas del verano del 2019.

Conscientes de que los esquemas “clásicos” a partir de los cuales se organizó la vieja política ya no le proveen al pueblo confianza ni perspectivas esperanzadoras, el MVC marca desde un inicio diferencias medulares con respecto a la forma organizativa que caracteriza a los partidos políticos tradicionales. Nuestra estructura organizativa, la Red de Redes, determina la forma en la que actuamos, anticipa la forma en que gobernaremos y, con ello, fija la manera en que seremos percibidos por el pueblo para continuar ganando su confianza.

En este sentido, la Red de Redes del MVC asume un reto doble. Primero, organizar una institución que pueda reunir la suficiente fuerza social y política que le permita alcanzar triunfos electorales, gobernar para y con el pueblo, así como llevar adelante las transformaciones que conllevan poner en marcha la Agenda Urgente, reconstruir el país y hacer avanzar un verdadero proceso de descolonización por medio de nuestro programa de gobierno. Segundo, implantar una nueva forma de hacer política, demostrando con su discurso y acciones que no se trata de personajes de la politiquería de siempre, sino de un movimiento de ciudadanas y ciudadanos haciendo política para y con el pueblo.

Frente a los esfuerzos sistemáticos de la vieja política y su partidocracia por incapacitar y excluir al pueblo del ejercicio del poder, la genuina aspiración del MVC como Red de Redes es convertirse en una herramienta virtuosa para su empoderamiento mediante la construcción de una estructura organizativa que responda a las siguientes necesidades e intereses, que se traducen en sus propósitos:

·         Superar la forma monopolizadora, hegemónica y centralizada de la estructura organizativa que caracteriza a los partidos, la cual reduce al ciudadano a mero elector cada cuatro años, creando una que, por el contrario, empodera al pueblo para su constante participación protagónica en la gestión de gobierno a lo largo del cuatrienio;

·         Promover la educación y organización ciudadana del pueblo de manera que pueda ejercer de modo protagónico el poder que la democracia le confiere, para satisfacer sus necesidades e intereses de vida digna, solidaria, soberana y sostenible. 

·         Integrar la riqueza de saberes y talentos, de personas aptas y honestas, con un claro récord de servicio al país, y de asociaciones, movimientos, sindicatos, cooperativas, proyectos, empresas y otras colectividades para detener el decaimiento del país e iniciar el proceso de su reconstrucción;

·         Proyectarse como una organización en la que personas y colectividades reconozcan una fuerza electoral confiable para defender y adelantar sus mejores intereses y genuinas aspiraciones;

·         Elegir un gobierno inteligente, honesto y valiente, que represente los intereses de nuestras grandes mayorías y su diversidad, para elaborar legislación, política pública, instituciones y prácticas de gobierno que propicien la organización y autogestión del pueblo que buscan contribuir a construir un país económica, ecológica y socialmente sustentable y solidario; 

·         Descentralizar la gestión gubernamental fortaleciendo la autonomía municipal y la autogestión por parte del tercer sector, las cooperativas, los grupos comunitarios y otras colectividades;

·         Respetando las diferencias ideológicas, y sobre la base de nuestro no negociable sentido de identidad puertorriqueña, elaborar y ejecutar una propuesta descolonizadora que nos permita superar, material y mentalmente, la dependencia y espíritu de minusvalía para ejercer efectivamente nuestro derecho a la autodeterminación en conformidad con el derecho internacional.

El arraigo que el MVC ha ganado en la ciudadanía, según se refleja en la opinión pública y los resultados electorales, nos indica que vamos por buen camino con la Red de Redes para alcanzar la victoria ciudadana a la que aspiramos todos, todas y todes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.