Natal se expresa ante el Congreso

Uno de los primeros actos de Manuel Natal como coordinador general del Movimiento Victoria Ciudadana fue testificar frente al Congreso a favor de la Asamblea Constitucional de Status. El Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, que atiende los asuntos de los territorios, presidido por Raúl Grijalva, sostuvo una audiencia el pasado 12 de abril a través de la plataforma de teleconferencias Zoom para discutir el HR 1522 Puerto Rico Statehood Admission Act del representante republicano Darren Soto y el HR 2070, Puerto Rico Self-Determination Act de la representante demócrata Nydia Velázquez. En la audiencia Natal aseguró que no iba a apoyar el proyecto de Soto y sí el de Velázquez, puesto que éste “ reconoce el derecho del pueblo de Puerto Rico a convocar una convención de status en la cual las personas ejercerían su derecho natural a la auto-determinación y para establecer un mecanismo para la consideración del Congreso de tal decisión y para otros propósitos”, según se desprende de la página oficial del Congreso. 

 “Este comité, y eventualmente, el Congreso, tiene ante si una decisión única entre dos caminos. El primer camino es el que hemos recorrido ya muchas veces: plebiscitos o referéndums promulgados unilateralmente y sin consenso por un partido político en la isla, carente de deliberación pública informada y diseñado para estar inclinado hacia el resultado favorecido por el partido en el poder, faltándole legitimidad democrática a sus resultados finales, aunque la opción ‘prevaleciente’ reciba el 97% de los votos o 0%. Ese camino de exclusión y subordinación representado por el HR 1522. El segundo camino es uno que, aunque ha sido promovido históricamente por grupos diversos y respetados en Puerto Rico, nunca antes ha tenido apoyo del Congreso o cualquier administración en Puerto Rico: un proceso de autodeterminación vinculante en el cual las oprciones no coloniales no territoriales puedan competir en un campo nivelado y en el cual el pueblo de Puerto Rico pueda ejercer un voto informado y el Congreso deba actuar acatando la voluntad de la mayoría. Ese camino está representado en el HR 2070”, indicó Natal en su ponencia. 

“Nosotros escogemos ese último camino y le urgimos al Congreso a que haga lo mismo. Nosotros, un movimiento político que promueve el cambio real en todos los aspectos de nuestras vidas como puertorriqueños, incluyendo el finalizar la relación colonial con los Estados Unidos. Nosotros, el único movimiento político que ha elegido oficiales de todas las opciones no coloniales no territoriales: estadidad, independencia y libre asociación. ¿Cómo logramos alcanzar lo que el sistema bipartito no ha alcanzado en 70 años? Enfocándonos en hallar lo que nos une, y no buscando cancelarnos los unos a los otros en el tema del status. En este caso particular, nos hemos enfocado en construir un proceso justo e inclusivo, en lugar de predeterminar el resultado. Es por eso que proponemos una Asamblea Constitucional de Status”, prosiguió Natal para luego enumerar el proceso de dicha Asamblea, el cual detallamos a continuación:

  1. La Asamblea Legislativa convoca a una Convención de Status
  2. El pueblo de Puerto Rico escoge delegados a la convención: representantes de todas las tres opciones no coloniales, no territoriales: estadidad, independencia y libre asociación.
  3. Los delegados esbozarán definiciones de opciones de autodeterminación para Puerto Rico, las cuales quedarían fuera de la Cláusula Territorial de los Estados Unidos, y esbozarán planes de transición para cada opción.
  4. Estas opciones y planes de transición serán negociadas con el Congreso, y los resultados de este proceso serán vinculantes con el Congreso. 
  5. El pueblo de Puerto Rico votará por todas las opciones esbozadas por la Convención en un referéndum. La opción que gane será promulgada. Si en el primer referéndum no hay opción que alcance más del 50% del voto, una segunda ronda se llevará a cabo entre las dos opciones que obtuvieron mayoría de votos en la primera ronda.

Natal reconoció que el uso de votación de elección clasificada (ranked choice voting) promovido en el proyecto de Velázquez es un mecanismo electoral legítimo para alcanzar un mandato de mayoría en una opción de autodeterminación.

Nuestro coordinador general cierra su ponencia diciendo “Los puertorriqueños son ciudadanos de los Estados Unidos al igual que son una nación, un pueblo con su propia identidad y cultura, bajo mandato colonial de los Estados Unidos desde 1898. A veces estos hechos generan confusión con respecto a la relación de Puerto Rico con los Estados Unidos. ¿Deben los puertorriqueños aspirar a ser un estado de la unión? ¿Deben independizarse? ¿Deben convertirse en un estado libre soberano, asociado a los Estados Unidos? Una respuesta democrática del congreso sería ‘le toca a los puertorriqueños y puertorriqueñas decidir, no a nosotros’.” 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.