Mirada mundial: ¿Qué está sucediendo en la iglesia? ¿Redefinición de valores y paradigma teológico?

Por: Julio Álvarez, Teólogo pentecostal

El 29 de agosto de 1986, un grupo de pastores, entre ellos el entonces Obispo de la Iglesia Pentecostal de Chile Enrique Chávez, redactaron y firmaron una «Carta Abierta al General Pinochet», cuyo sexto párrafo leía : «En nombre de este Dios proclamamos que ningún estado, y menos aún si pretende inspirarse en los principios cristianos de justicia, puede supeditar la satisfacción de derechos tan vitales como la Salud, la Educación y la vivienda al puro juego de las leyes del mercado.»

Actualmente sin embargo, otro grupo de pastores chilenos del sector evangélico apoyan abiertamente la candidatura de José Antonio Kast quien en el periódico El País del 13 de noviembre del 2017, defendió con orgullo la obra de Pinochet.

¿Qué ha pasado?

Brasil es la patria de Leonardo Boff, Hélder Cámara, Frei Betto y de teólogos protestantes de la Liberación como Rubén Alves. Michael Lowy reseña que Brasil es «el primer país latinoamericano en el que surge por primera vez concretamente, en el seno de la juventud universitaria cristiana el Cristianismo de la Liberación.» Entonces, ¿cómo puede hoy un importante sector religioso de Brasil apoyar en nombre de los valores cristianos a alguien que en una entrevista a Cámara Abierta de mayo del 1999 afirmó estar a favor de la tortura?

En un sentido no nos sorprende el apoyo de muchos religiosos a figuras como Jair Bolsonaro y Antonio Kast. Los fascistas siempre han contado con religiosos a favor y en contra de sus tiranías. Lo que nos debe alarmar y despertar a hacer algo es la reorganización del Fascismo a nivel mundial en pleno siglo 21 y con la ayuda del voto de cristianos, que ha tenido como consecuencia el que algunos puedan pensar que Cristianismo y Ultra-Derecha son sinónimos 

En Puerto Rico la Ultra-Derecha no sólo privatizó la Salud sino que escondió suministros en medio de la emergencia de un huracán que provocó más de 4 mil muertes, de las que luego se burlaron en un chat. Aunque el pueblo puertorriqueño hizo la gesta histórica de destituir mediante protestas masivas en las calles al Gobernador involucrado, éste aún contaba con el respaldo de algunos líderes eclesiásticos que lo seguían defendiendo incluso en la pasada campaña del 2020 cuando ya no era candidato.

Pero con Bolsonaro las cosas son más peculiares. El chat de Ricky no estaba pensado para ser sacado a la luz pública. Bolsonaro en cambio le dice ante las cámaras a la diputada María Dos Santos: «No te violo porque no te lo mereces», implicando que hay mujeres que merecen ser violadas.» Eso no le impide ganar las elecciones en Brasil con amplio margen, y con campaña a su favor de muchos pastores.

¿Qué está sucediendo? Ha tenido que haber sin duda una redefinición de valores que no existían antes. Ahora cuando se pregunta cuál es la postura de tal o cuál candidato sobre los temas valóricos, todo queda reducido a la homosexualidad y al aborto. Demasiados religiosos han aceptado esta redefinición tan reductivista, a pesar de que la Biblia que cargan dedica sólo 6 versículos al tema de la homosexualidad (hasta donde estén correctamente traducidos) y 1,283 versículos a condenar la opresión social.

¿Por qué la homosexualidad y el aborto? ¿Desde cuándo dejó de importar la vida a partir del nacimiento para impulsar desde los púlpitos a quienes no creen en las ayudas sociales para los niños abandonados en las calles?

Ha tenido que haber también un cambio de paradigma teológico. Aunque antes era igualmente considerado pecaminoso lo sexual que estuviera fuera de las normas de la Iglesia, eso no era prácticamente la totalidad de su mensaje, que también incluía la denuncia de la opresión y el reclamo del respeto a la dignidad de todo ser humano. Ahora sí lo es, desde que el enfoque escatológico de la inminencia del retorno de Cristo fue reemplazado por otro donde a la Iglesia le toca primero ocupar todas las posiciones de poder en la Tierra para construir el Reino aquí. Para eso se necesita la multiplicación de feligreses y la procreación es un medio. La Iglesia evangélica al ocupar la adhesión de masas que tuvo en el pasado la Iglesia Católica se está moviendo hacia aspiraciones de teocracia. 

Identificado esto, muchos grupos de Izquierda son renuentes a integrar a eclesiásticos en sus filas. Por eso siempre he aclarado que la tan necesaria separación entre Iglesia y Estado no significa que la Iglesia no tenga una voz en asuntos que a todos nos afectan por igual, y mucho menos que los eclesiásticos no podamos apoyar a título personal (no a nombre de todos como abusivamente se pretende) al político que deseemos. Significa sí que el Estado debe ser imparcial en temas de creencias religiosas para garantizar a todos sus ciudadanos el mismo trato ante la Ley.

Vemos sin embargo que como la codicia de un sistema capitalista salvaje, que le quita a los pobres para darle a los ricos nunca se sacia, la gente que sigue sufriendo injusticias y despojos de lo poco que les queda está despertando. Ya Bolsonaro no tiene el apoyo que tenía y recientemente sacerdotes y pastores junto a otros sectores vejados, han liderado marchas multitudinarias contra él.

Que el despertar continúe.

Cristo Pobre: https://www.lmcomboni.org/exe/EvangeliiGaudiumES/cristopobre.jpg

_______________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.