La independencia nacional en las Islas Británicas

11 de mayo de 2022.

Por: José Nicolás Medina Fuentes*

Hace tiempo he tenido la inquietud, y reflexiono hoy,   que el proceso bicentenario de la nación  puertorriqueña por conquistar la libertad frente al poderoso imperio  norteamericano en estos tiempos muy difíciles, de un periodo especial, guarda ciertas semejanzas con las dinámicas y procesos de las naciones de Escocia y Gales en las islas británicas, y en la península Ibérica en los casos de Cataluña y Vascongada.1

Son naciones que fueron anexadas por naciones fuertes, que guardan en la actualidad cierto nivel de desarrollo económico de capitalismo avanzado,   pero con mayor debilidad y menor potencia imperial  que los Estados Unidos contemporáneo. Ilustran también que las coyunturas globales y el grado de fortaleza o debilitamiento de  las naciones colonizadoras y sus estados tienen implicaciones en las aspiraciones y conquista  de la libertad por las naciones colonizadas.

No es lo mismo Gran Bretaña que Reino Unido. Igual son diferentes  Inglaterra,  Escocia, Gales, República de Irlanda o Irlanda del Norte. Las últimas cuatro  territorios y naciones que ubican y viven en el archipiélago de las Islas Británicas. Gran Bretaña la componen los territorios y naciones   de Inglaterra, Gales y Escocia. El Reino Unido lo componen Gran Bretaña y el territorio y nación de Irlanda del Norte. 

Escocia fue nación independiente gobernada por la monarquía bajo el Rey Jacobo VI hasta     1601 , cuando Jacobo VI advino a ser heredero del trono de Inglaterra, entonces fue nombrado Jacobo I de Inglaterra y bajo su reinado se pactó el Acta  de Unión   entre los parlamentos de Escocia e Inglaterra, se creó un solo Parlamento de la Gran Bretaña, con sede en Londres. La legislación y educación permaneció con ciertos fueros escoceses, se mantuvo el idioma y costumbres.  Escocia fue anexada a Inglaterra, a pesar de oposiciones internas. 

En Escocia, con cerca de 5 millones de habitantes hoy en dia,  ha existido una prolongada lucha por la independencia nacional, con retrocesos, reflujos y avances, proceso en el cual han participado variedad de partidos e instituciones. Hubo un auge del nacionalismo escocés a inicios del siglo 20, influido por los procesos irlandeses y globales. En la más reciente Ley de Escocia de 1998 se reconoció un parlamento y ejecutivo autónomos con fueros  similares a los que tenía en tiempos ancestrales.  En el más reciente referéndum de 2014: independencia Sí o No,  prevaleció el No con un 55% de los votos y un 45% por el Sí. El descubrimiento de pozos de petróleo en los 1970 fortaleció el reclamo de petróleo para Escocia. Entre los argumentos para oponerse a la independencia durante el referéndum de 2014 se esgrimieron que 5 millones de habitantes de Escocia tendría menos poder que 45 millones de británicos, que llegada la independencia se perdería el acceso automático a la Unión Europea, cuestión que se disputa con criterios distintos. El Parlamento Escocés actual tiene mayoría de parlamentarios independentistas, 71 de 129, más de la mitad. 

 El movimiento independentista escocés se compone de una variada amalgama de creencias y partidos, desde los que creen en una evolución gradual desde la autonomía hacia gradaciones de independencia hasta los que exigen la independencia inmediata. 

Gales es un principado con cerca de 3 millones de habitantes, tiene idioma vernáculo y costumbres propias.  En el periodo feudal hubo guerras encarnizadas entre los monarcas y lores feudales de los reinos de Gales e Inglaterra. El Siglo 13 marca el cenit de la independencia de Gales hasta que su monarca fue muerto en 1282 por las fuerzas monárquicas inglesas, decapitado y su cabeza exhibida al público en Inglaterra. A fines del Siglo 13 se consumó la anexión del reinado y nación de Gales a Inglaterra. No obstante la diversidad nacional ha producido variadas luchas por la soberanía de Gales, que transitan desde la soberanía mediatizada hasta el reclamo de la plena independencia. El nacionalismo galés tuvo auge en el Siglo 19 y 20. Existen partidos y movimientos separatistas en Gales. 

El caso  de Irlanda es más conocido. Don Pedro Albizu Campos estuvo influenciado durante sus años de estudios de derecho en Harvard por las luchas de los independentistas irlandeses, y sus instituciones políticas y militares: el Sein Féin y el ERI (IRA). Valga resaltar que ha sido una nación con un vigoroso movimiento de liberación nacional, que conquistó su independencia de los ingleses luego de una sublevación armada y civil que culminó en 1921. No exenta de una guerra civil de diez meses (1921-1922), entre los irlandeses  sostenedores del Tratado de Libre Asociación con Inglaterra y sus opositores, ejemplificada  en la rivalidad de los líderes Michael Collins, asesinado a sus 31 años en agosto de 1922 y firmante del tratado, enviado a su firma  por su rival Éamon de Varela, quien sobrevivió como astuto político principal de la República   hasta morir por causas naturales en 1973, a los 92 años. Sus 4,977,000 habitantes, están organizados  bajo  el estado independiente y soberano de la Republica de Irlanda,  que desde 1973 pertenece a la Unión Europea. Todavía está pendiente la independencia de Irlanda del Norte, bajo el control actual de los ingleses.

La compleja lucha  popular prolongada de cientos de naciones por su independencia nacional ha existido en los distintos continentes, Asia, África, Europa, América del Norte y América del Sur y en diversos océanos y mares. En el archipiélago de las Islas Británicas y en la Península Ibérica  ha habido y existe diversidad y complejidad en las luchas ancestrales de sus naciones por la conquista de su plena libertad. 

Gales , sobre todo Escocia, similar a Cataluña y Vascongada y Córcega son naciones sometidas todavía al colonialismo en situación de capitalismo avanzado, similar a Puerto Rico, más comprueban la tesis, corroborada en la encuesta universal de 193 naciones con estados soberanos en el planeta, que el destino de toda nación fuerte y vigorosa es la plena independencia nacional, estadio exigido por las vibrantes fuerzas productivas de toda nación para poder florecer, perdurar y expandirse por nuevos tiempos. Cuyo derecho natural  no puede ser renunciado por ninguna generación, partido o líder, es un derecho no sujeto a pérdida o prescripción por el transcurso del tiempo, qué tal derecho natural pertenece a las generaciones del futuro, y  que por tanto existe el derecho eterno de una nación objeto de colonización y anexión a la secesión e independencia nacional.

* Abogado, profesor, escritor de múltiples ensayos, autor de los libros La Deuda Odiosa y la descolonización de Puerto Rico (Publicaciones Libre Pensador, 2018) y Enhebrar las Cuentas: Escritos Contemporáneos sobre Puerto Rico (Publicaciones Gaviota, 2022), egresado de Harvard, Magna Cum Laude (1987).

__________

1. Intento reflejar la lucha de las independencias de las naciones, con particular interés la nuestra puertorriqueña, desde una perspectiva de proceso histórico concreto complejo, dialéctico y cambiante en el transcurso del tiempo. Proceso que continúa con similar dinámica en otros estadios, ya sea cuando las naciones en estadio de relativa fortaleza edifican sus estados nacionales o ya sea durante las etapas de anexiones que puedan reflejar la fortaleza de la nación colonizadora y la relativa debilidad temporal de la nación colonizada. Es importante tener esa perspectiva histórica de proceso continuo e inacabado, sobre todo en la lucha desigual que enfrenta la nación puertorriqueña en este periodo especial tan difícil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.