Histórico y trascendental. La izquierda al poder en Colombia

Dr. Dolsey Amador Fonseca || Universidad del Magdalena. Santa Marta, Colombia

El 19 de junio de 2022 no será una fecha cualquiera en la historia de la nación colombiana, quedará indeleble en la memoria de los habitantes que se cansaron de ser explotados y humillados, en especial en las últimas cuatro décadas y también en la memoria de los que querían perpetuarse en el poder y en los nostálgicos de ver que la nación tomará otro rumbo. 

Gustavo Petro Urrego y Francia Márquez Mina, serán presidente y vicepresidenta por primera vez en representación de la izquierda y los movimientos progresistas que lograron la coalición en el denominado Pacto Histórico. Esta votación que lo condujo al triunfo en la segunda vuelta representa la mayor votación en la historia reciente de Colombia con 11.281.013 votos (50.44%) contra 10.580.412 (47.31%) de Rodolfo Hernández, potencial de sufragantes 39.002.239, total sufragantes 22.658.694 (58.09%), votos no marcados 23.615 (0.10%), votos nulos 271.667 (1.19%), votos en blanco 501.987 (2.24%). La abstención se situó en 41.91 la más baja de las cuatro últimas elecciones presidenciales.

La fórmula Petro y Francia triunfaron en los departamentos de la Costa Caribe, Costa Pacífica y en Putumayo, Amazonas, Vaupés Y Guainía, con un crecimiento de 2.753.234 votos. En la sola Costa Caribe subió de 1.885.792 a 2.582.811 que fue el mayor crecimiento del caudal de votos que lo llevaron a la victoria. Esta región es la otrora poderosa casa Char, la cual ha sufrido tres derrotas consecutivas.

Históricamente estas regiones que le dieron el triunfo al Pacto Histórico han sido las que han sufrido los grandes males que azotan a la población: esclavitud, racismo, hambruna, asesinato y desaparición forzada de las clases populares en especial de sus dirigentes: indígenas, sindicalistas, ambientalistas, defensores de derechos humanos, líderes y lideresas de movimientos políticos de opción popular, maestros/as, jóvenes sin trabajo  ni estudios universitarios, trabajadores independientes sin acceso a la educación, salud y pensión,… etc. y en especial la desidia por parte de la clase política gobernante; este fue un coctel que condujo a estremecer las emociones arraigadas durante tanto tiempo y se unieron para decir ¡BASTA!.

La región centro-oriental a excepción de Guainía y Vaupés fueron en las que Rodolfo Hernández obtuvo su caudal electoral. Es una región donde se concentra el 45% del PIB, mientras que la región que le dio el triunfo a Petro representa tan sólo el 29% del PIB, según informa Mauricio Cárdenas en su columna “Una nueva etapa” en el diario El Tiempo del 25 de junio de 2022. El Doctor Cárdenas fue ministro de Hacienda y Crédito Público y ministro de Minas y Energía en el gobierno de Juan Manuel Santos. No son muy claras las apreciaciones del Doctor Cárdenas al decir que: “representa tan sólo el 29% del PIB”, conocedor como él de las estructurales razones de ese bajo PIB, tal como lo mencioné más arriba. Son regiones olvidadas y nunca tenidas en cuenta por los tradicionales clanes políticos y familiares del cual él forma parte de una de esas familias y conservador del clan Pastrana.

Las regiones donde Ecopetrol tiene centrado su desarrollo minero-energético es precisamente el centro electoral del triunfo de Rodolfo Hernández. La empresa símbolo de la economía del país no ha hecho inversión social en los lugares donde se explotan los pozos petroleros, aunado a esto en el centro andino del país se encuentra el mayor desarrollo industrial de Colombia a excepción del Valle de Cauca , que votó con Petro y Bogotá en la cual Petro dejó su impronta como alcalde y sus electores lo acompañaron con 2.253.997 votos (58.59%) una altísima votación, que demuestra que invertir en lo social y en las necesidades básicas insatisfechas sí da frutos exitosos.

El triunfo de Rodolfo Hernández en Antioquia y el eje cafetero, se justifica en la medida que es la región del uribismo, de Federico Gutiérrez y Sergio Fajardo los cuales perdieron con Hernández en la primera vuelta presidencial y apoyados por el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), aunque Fajardo anunció su voto en blanco y lo mostró antes de introducirlo en la urna, nadie le cree por las airadas protestas de los presentes. Estos además no han apoyado la gestión del alcalde de Medellín (capital de Antioquia), por surgir como simpatizante de la Colombia Humano y por ende del Pacto Histórico; y destituido por la Procuradora General de la República alfil del uribismo en el Ministerio Público. Finalizada las elecciones, la Procuradora anunció el reintegro del alcalde.

El anuncio de Gustavo Petro de un gobierno de reconciliación, paz, amor y por la vida le ha ganado mucha simpatía dado que muchas fuerzas políticas lo están apoyando.

Las palabras premonitorias de Jaime Bateman Cayón fundador y líder del M-19, tiene hoy vigencia:

“Siempre que quede uno del M-19, quedará la esperanza de la lucha. Siempre que quede uno dispuesto a levantar esas banderas, que son las banderas de la dignidad de nuestro pueblo, no seremos derrotados ¡nunca!”

__________

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.