El MVC en defensa del respeto a la voluntad de los electores

image.png

Por: Redacción La Revista Ciudadana 

La presencia del MVC en la Comisión Estatal de Elecciones, encabezada por el Lcdo. Olvin Valentín representa una importante contribución al fortalecimiento del proceso electoral y con ello de la democracia puertorriqueña. No solo porque busca garantizar que sean contados todos los votos según la intención del elector, sino porque ha permitido sacar a la luz pública grandes males que rodean nuestro sistema electoral y arrojan serias dudas sobre la confianza que pueda haber en el mismo: leyes electorales aprobadas a raja tabla, sin consenso, que permiten que un partido pueda agenciarse un triunfo que no corresponde con la voluntad de la ciudadanía; impericia y falta de transparencia en el manejo de los procesos; incapacidad para prevenir las implicaciones y hacer los ajustes al sistema para atender los cambios que se le hacen al mismo o atender la crisis pandémica que azota al país.

Todos estos problemas se han conjugado y dramatizan en el escrutinio que se lleva a cabo en al Unidad 77, que reúne todo el voto que no se ejerce directamente en un colegio y que este año sobrepasa a las 200,000 personas. Entre las diversas irregularidades, la más grave, que ha impedido que se pueda certificar un candidato triunfador a la alcaldía de San Juan, es que no se ha podido lograr una conciliación de papeletas vs electores en varios precintos de San Juan, pues hay más persona votando que las que firmaron al hacerlo. De modo que, increíble e inexplicablemente, hay más votos que personas votando. A modo de ejemplo de estas discrepancias:

San Juan, Precinto 002: Electores: 3,020; Papeletas Estimadas (4 x elector): 12,080; Papeletas según Escrutinio: 15,469

San Juan, Precinto 003: Electores: 3,104; Papeletas Estimadas: 12,416; Papeletas según Escrutinio: 13,164

El escrutinio se complica e imposibilita porque en la Unidad 77, contrario a las unidades regulares, no se tomaron las provisiones que aseguraran la existencia de listas de electores votando que correspondieran con las papeletas. Por ello no se ha podido producir el reporte de conciliación o discrepancias entre electores y papeletas que debe preparar la Junta Administrativa de Voto Ausente y Adelantado (JAVVA) que administra el proceso de solicitud, votación y adjudicación de estos votos, no ha podido dar una explicación al respecto. Aparentemente no se ponen de acuerdo las gerentes sobre las irregularidades.

Por esta razón el MVC como solución a esta situación solicitó un recuento de la Unidad 77. Los comisionados no llegaron a un acuerdo sobre esta petición, ya que solo fue respaldada por el PIP y rechazada por el PNP, PPD y PD. Le corresponde decidir al presidente de la CEE tomar una decisión al respecto, pero, al día de hoy (20 de diciembre), no lo ha hecho.

 La expectativa de la CEE es que se termine el escrutinio el 28 de diciembre, pero de prosperar la petición del MVC de que haya un recuento de la unidad 77, tomaría más tiempo. En caso de que el presidente de la CEE no apoye el recuento, el MVC tendría que acudir a los tribunales en busca de un remedio.

 Al momento de la publicación de esta información, trascendió a la luz pública que el presidente de la CEE, Francisco Rosado Colomer, decidió no dar paso a la solicitud de los comisionados electorales del MVC y el PIP sobre el recuento de la unidad 77, porque, según su raciocinio, el recontar la unidad 77 iría en contra de la sentencia estipulada por el Tribunal Supremo de Puerto Rico. 

Puede leer el resto de las expresiones, haciendo clic en este enlace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.