En memoria de Rosa Noemí Bell Bayrón (1945-2022)

Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico

El Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, su presidenta, Lcda. Daisy Calcaño López, la Junta de Gobierno, la Fundación del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, el Instituto del Notariado Puertorriqueño, el Instituto de Educación Práctica, el Fondo de Fianza Notarial y Pro Bono, Inc., lamentaron el fallecimiento de la licenciada, Rosa Noemí Bell Bayrón.

La Lcda. Rosa Bell Bayrón dedicó 34 años, una gran parte de su vida profesional, al servicio público. Fue Directora de la Oficina de Servicios Legislativos. Desde allí, junto con su amiga Monín Berio Ramos, prepararon el proyecto de ley que creó la Oficina de la Procuradora de la Mujer, entre muchas otras importantes legislaciones. Fue asesora legal de la entonces gobernadora Sila María Calderón y también dirigió la División de Legislación del Departamento de Justica.  Fue directora de Administración del Municipio de Carolina, así como Vicepresidenta de la Legislatura Municipal de San Juan y asesora del expresidente del Senado Miguel Hernández Agosto.

Durante toda su vida colegial, participó y presidió múltiples comisiones del Colegio. Fue miembro de la Junta de Gobierno del Colegio y ocupó la primera vicepresidencia del Colegio durante la incumbencia del compañero Julio Fontanet. Hasta su fallecimiento, fue integrante de la Junta Directiva del Fondo de Fianza Notarial, representante del Colegio ante la Junta de Directores de Servicios Legales de Puerto Rico, e integrante de diversas comisiones del Colegio en las cuales se mantuvo activa hasta el momento de su fallecimiento.  De igual manera, era parte del grupo de asesores de la Presidencia actual del Colegio.

Sus ejecutorias pasadas y su constante presencia en el Colegio, trabajando desde diversas comisiones, le llevó a que se le reconociese como Colegiada del Año en tres ocasiones distintas, a saber, para los años 1985, 1986 y 1997. También fue reconocida con la medalla Nilita Vientós Gastón por emular los valores de tan distinguida abogada. De igual forma, fue honrada con el premio Martin Luther King-Arturo Alfonso Schomburg, por su trayectoria en favor de las personas de raza negra en Puerto Rico. En la pasada Asamblea del Colegio se le concedió el reconocimiento de Fidelidad Institucional por su trayectoria y aportaciones en nuestra institución.

La Lcda. Bayrón se distinguió a lo largo de su vida personal y profesional por su compromiso con la defensa del bien común, de lo justo, del respeto por la disidencia, así como la denuncia de los males sociales que ha creado la marginación, el prejuicio racial y la inequidad social y económica.

Manuel Natal Albelo

Dentro de la tristeza y el dolor por su partida, es un consuelo leer la infinidad de testimonios sobre la vida y obra de Rosa Bell Bayrón, una persona que significó tantas cosas extraordinarias para tanta gente.

Tuve el privilegio de conocerle y trabajar mano a mano en un sinnúmero de causas por la justicia, la equidad y la construcción de un mejor País. Desde el Colegio de Abogados y Abogadas, hasta el Frente Amplio Pro Asamblea Constitucional. Ese amor por el País nos llevó a encontrarnos nuevamente como parte de la fundación del Movimiento Victoria Ciudadana.

Su legado trascendió fronteras generacionales y políticas. Hoy y siempre celebramos su vida. ¡Siempre presente, siempre viva Rosa Bell!

Marcia Rivera

Lo más terrible de pasar tiempo fuera de Puerto Rico se desata cuando llegan noticias del fallecimiento de amigos y amigas; sobre todo cuando son muy cercanos, o  nos han marcado en la vida.  Hace apenas un rato,  me conmovió leer que Rosa Bell Bayrón ha trascendido.  ¡Siempre aprendí tanto de ella!  Su ponderación, su  rigor, su capacidad de analizar una situación o problema complejo; su vasto conocimiento jurídico, sus dotes histriónicas y capacidad de distender tensiones con humor del bueno.  La recordaré y valoraré siempre, porque siempre fue joven de pensamiento y acción. Nos deja un hueco muy grande en este momento, cuando el debate sobre la descolonización de Puerto Rico se torna urgente. Pocas personas como ella dominan los aspectos jurídicos, políticos y sociales de lo que podría ser un proceso constitucional para resolver la cuestión. Tendremos que aprender a preguntarnos, ¿qué diría Rosa sobre esto?  Me cuesta creerlo. Adiós, querida y admirada amiga.

María de Lourdes Guzmán

Rosa fue una gran compañera. Comprometida con todo aquello en lo que creía. Luchadora incansable. Recta, responsable, siempre presente. Deja un enorme vacío.

Olga Sanabria

Una gran pena.. una gran pérdida.. La conocí poco tiempo, pero fue una amistad de esas inmediatas. Siempre cariñosa, comprensiva paciente, inteligente. Hubiera querido tenerla de amiga y compañera de lucha más tiempo para haber aprendido más de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.